Análisis

Ahora la víctima es la victimaria? 

Por Abril Peña

Cuando se justifica el abuso a un menor de acuerdo a su comportamiento nos indica lo mal que vamos como sociedad, que un(a) adolescente sea promiscua, consuma alcohol o estupefacientes no habla de su madurez, habla de una familia que no le supo guiar (en la mayoría de los casos) y de una sociedad y un Estado que han fallado estrepitosamente en la guía y cuido de sus ciudadanos, después de todo NADIE nace sabiendo.

Ese adolescentes o infante más bien es una persona cuya vulnerabilidad la ha convertido en víctima del sistema y que debiera de ganarse nuestra conmiseración, no burlas, ni juicios, porque estamos revictimizandolas, es culpa de la víctima la violación, agresión sexual etc.,? Absolutamente NO, por mucho que los padres de la víctima se las vendan, por mucho que la misma víctima diga que sí, NO tienen capacidad para consentir, de la misma manera que en teoría no deberían de trabajar, ni de casarse, ni parir.

Y no es cuestión de modernizarnos, acostumbrarse a lo mal hecho porque todo el mundo lo hace, indica que no tenemos personalidad propia, somos focas aplaudiendo al unísono, sin contar que las leyes no existen para cumplirlas a «según» sus circunstancias o su educación, aún así debo admitir, que en el caso de moda, así como le caen atrás a Rochyrd deberían hacerlo con todos los demás adultos que han tenido relaciones sexuales con la menor, digo si es justicia lo que queremos, si estamos taaanto en cumplir la ley porqué con cada menor que llega embarazada, no se inicia una investigación? Porqué no creamos escuelas de padres en escuelas públicas y alcaldías y las cruzamos con las tarjetas de ayuda y el que no tome sus clases de paternidad responsable, no la recibe.? En resumen porque no trabajar en prevención, para que cada vez sean menos las veces que tengamos que ser testigos, de la pobreza en valores, degradación y la falta de educación en que estamos sumergidos hasta el tuétano.

Cuando un menor inicia temprano su vida «adulta» , sin las herramientas Adecuadas, lo condenamos a la pobreza, al ostracismo y a la violencia más allá de su propia vida puesto que estos terminan heredándoselo a sus hijos, nietos, etc.,  y cuando usted justifica ese comportamiento es porque una de 2: o usted ha sido víctima y cree que no o usted ha sido víctimario y justifica su comportamiento.

Pase por un barrio o por un hospital observe las y los adolescentes como dicen por ahí desacatao y pregúntese si eso debería de ser normal y si le gustaría que sus hijas e hijos repitan ese patrón.

Mostrar más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: