Justicia

Imponen coerción a un hombre acusado de matar un perro y herir a otro con un arma de fuego

La Vega.-La Oficina Judicial de Servicios de Atención Permanente de La Vega impuso medidas de coerción a un hombre acusado herir con un arma de fuego a dos perros, el pasado mes de abril, uno de los cuales falleció tras la agresión.

La jueza Adaias Sánchez impuso a José Ernesto Rodríguez (Jochy) y/o José Ernesto Rodríguez Mejía una garantía económica de RD$100,000 en efectivo que deberá depositar en la sucursal del Banco Agrícola en esta localidad.

También impedimento de salida del país y presentación periódica los días 9 de cada mes ante el Ministerio Público investigador por un período de seis meses.

El imputado también deberá someterse a terapia conductual y/o psiquiátrica con profesionales públicos o privados especializados en el manejo de la violencia respecto a la familia, autocontrol, manejo de la ira, agresividad e impulsividad.

Quedó como responsabilidad del imputado presentar a través de sus abogados apoderados constancia del seguimiento al Ministerio Público sobre la anterior medida, en un plazo de treinta días, emitido por el profesional de la conducta que intervenga, para así garantizar la eficacia en el control y ejecución de la decisión.

Además, deberá asistir a Alcohólicos Anónimos para recibir terapia.
El tribunal también emitió una orden de protección a favor de los dueños de los perros en la que establece que el imputado debe abstenerse de molestarlos, intimidarlos, asediarlos, hostigarlos o amenazarlos por cualquier vía, ya sea personal, por teléfono o a través de mensajes de textos de WhatsApp o cualquier otra aplicación.

El Ministerio Público explicó durante la audiencia que el hecho ocurrió el pasado 14 de abril del año 2022, cerca de las 5:30 de la tarde, en la calle principal de la sección del Santo Cerro cuando los caninos domesticados de nombres Lilo (chihuahua) y Hunter (mestizo), se encontraban en el frente de la casa de sus dueños.

Señaló que Rodríguez Mejía pasó por el lugar a bordo de su vehículo y que al ver los perros se detuvo, se desmontó y de manera intencional empezó a dispararles.

Indicó que el perro Lilo recibió dos impactos de proyectil que le causaron rotura de la parte ósea del maxilar superior del lado derecho, quedando alojado en la mandíbula inferior izquierda.

Mientras que Hunter recibió heridas de bala que le provocaron la muerte, con entrada por la cavidad abdominal izquierda y salida por la cavidad abdominal derecha.

La Fiscalía de La Vega informó a través de un comunicado de prensa que el imputado fue arrestado con orden judicial y que había solicitado en su contra la imposición de prisión preventiva, como medida de coerción, por violar la Ley 248-12, sobre Protección Animal y Tenencia Responsable

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: