Opinión

Opinión || Nos robaron los sueños

Por Evaristy Jimenez

La vida sigue su curso, las cosas van tomando nuevos rumbos y la actividad política se dinamiza constantemente en la República Dominicana. Más allá del daño que causa la corrupción, en nuestras sociedades al parecer el daño es irreversible por la forma en la que se manejan las cosas  cada día en todas las partes del globo.

Pero el descaro y desfachatez que muestran algunos líderes que recientemente fueron sacados del poder debido a sus ambiciones de grupo desmedidas y otras causas que los llevo a romper con sus pactos, acuerdos y otras tantas cosas que cada día salen al descubierto; la podredumbre a la que llegaron los inquilinos morados en sus 20 años de gestión.

Ver ahora en sus disminuidas realidades sin el boato del poder a todos estos paladines de la inmoralidad que se pasaron dos décadas borrachos de poder, ahora quieren hacer énfasis  en  que con ellos este país era el modelo ideal que se le entregarán en una maqueta a las posibles civilizaciones que nos visiten de cualquier otra parte de esta galaxia o del universo, donde los mismos indicaran que legado dejan en beneficio de nuestros ciudadanos y de la especie humana en sentido general.

La verdad que tenemos que estar vivos para escuchar y ver cosas, en la actualidad los morados en sus dos presentaciones tienen poca cosa que contar; por un lado tenemos unos candidatos que en el imaginario público son  los más contenedores que tienen mucho que explicarle a la sociedad dominicana; Abel, Margarita(La Penca) y Francisco que ni es el papa ni es monaguillo, en el sentido de que sus administraciones en donde dirigieron no tienen todas sus cuentas claras, en el caso de Karen, Luis y Maritza su situación es cargar la cruz de todo ese inmenso daño que en las administraciones Fernández y Medina se hicieron en la escuadra morada.

En el caso de la nueva presentación del producto dañado del PLD, que es la fuerza del pueblo (FP), esta quedó muy mal parada dentro de su realidad ya que el algoritmo fue en los hechos demostrado, pero su realidad electoral quedó claramente evidenciada a la salida de su casa matriz ya que sacaron mucho menos de la mitad de los votos que sacaron en las primarias del 6 de octubre del 2019, y además de cerrar la fábrica de presidentes, ya que al parecer en la Fuerza estaremos petrificados en el pasado.

Nos han robado los sueños, ya que desde ese litoral se perdió el criterio ético de hacer las cosas, se cansaron de repetir una mentira de los valores que ninguno de ellos puso nunca en práctica y ahora quieren aprovecharse de la coyuntura de la dificultad económica global para buscar la forma de sacar partido con un discurso populista para lograr captar adeptos, se les olvidó que sus interlocutores mediáticos y partidarios son tan conocidos por esta sociedad que sus comentarios ya pasan inadvertidos, ya que la gente esta más pendiente al morbo de las redes que a sus opiniones.


Los sueños de esta sociedad fueron hurtados por un grupo que se vendió como los salvadores de la democracia y se convirtieron en sus verdugos destruyendo la convivencia interna de los partidos opositores, comprando voluntades y llenando de publicidad personalista los escaparates de las avenidas y calles de nuestro país,  gastando sin clemencia nuestros tributos en sus campañas de posicionamiento.

Ahora nos toca reconstruir toda esa pesadilla en la que nos toco vivir durante 20 años y  buscar nuevas formas de soñar, teniendo siempre presente a los que se encargaron de robarnos el pudor, la honestidad, el carácter y nos hicieron el peor de los daños al tejido social dominicano, nos pisotearon la moral como sociedad llenándola de todos los antivalores que estamos descosechando de su impronta gubernamental durante dos décadas.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: